lunes, 20 de octubre de 2014

"A los músicos ahora nos animan como a los ciclistas"

  La banda vallisoletana Arizona Baby acaba de publicar su tercer disco, 'Secret Fires' (Subterfuge), un nuevo paso en una trayectoria sin prisa pero sin pausa, con el que prosiguen a pesar de que admitan que actualmente ser músico en España "es duro". "La gente se solidariza contigo y ahora notamos que nos animan como a los ciclistas", recalca a Europa Press con sorna Javier Velba 'El Meister', vocalista de la banda.

   "A fuerza de golpes de realidad, la gente se va dando cuenta que lo de los músicos no todo el monte es orégano con ese rollo de las superestrellas del rock con chicas, mansiones y demás. Eso ha dado para mucha literatura pero esta es otra época y otro punto geográfico. En España es terrorífico cómo está el panorama con temas de aforos y permisos para la música en directo", prosigue El Meister.

   Y es que a pesar de ser una banda más que relevante de la escena independiente española, El Meister apunta que están en la música porque es su "forma de expresión, y no necesariamente por dinero ni por fama". "Pero a pesar de las dificultades, no hemos hecho más que empezar a escalar y no vemos el final de la cúspide. Cuando la ves ya está más cerca el momento de empezar a bajar. Que dure la carretera lo que tenga que durar porque no tenemos prisa", subraya El Meister mientras asiente su compañero, el guitarrista Rubén Marrón.

   Pero más allá de la situación actual del sector musical, la realidad para El Meister y Rubén (así como para el baterista Guille Aragón) es que su banda tiene nuevo disco, en el que "queda bien patente" su "apertura mental musicalmente hablando", tal y como explica el vocalista, antes de resaltar que ellos no son "sota, caballo y rey". "Y siempre nos hemos sentido libres y siempre lo seremos", apostilla Rubén Marrón.

   Otra de las particularidades de 'Secret Fires' es que ha sido grabado en cinta analógica, "como se hacía antes", un proceso que les apetecía mucho para probar la experiencia y del que Rubén Marrón saca algunas conclusiones: "Te hace trabajar mucho, es otro ritmo. Te hace ver que puedes incluso más todavía, que las cosas no son fáciles, que tienes que seguir currando para llegar a la altura".

   "En digital siempre elegimos la toma buena. Pero claro, en digital al menos se puede arreglar si hay alguna tontería que no queda bien. El analógico te obliga a aceptar la mejor toma que has conseguido hacer. Y al ir tomando decisiones paulatinamente ves cómo se forma el disco ante ti. Es como la diferencia entre estudiar día a día o la noche antes del examen", apunta El Meister.

SIEMPRE PENSANDO EN MÚSICA

   Con el disco ya en la calle, los planes de Arizona Baby pasan por seguir tocando en directo en esta nueva etapa marcada por 'Secret Fires'. "En realidad encadenamos una gira con otra y a veces entre medias hay discos", apunta Rubén Marrón antes de confesar que él no puede "dejar de tocar la guitarra". "A veces me quedo abrazado a la guitarra en el sofá, con la oreja pegada para escucharla", admite entre risas.

   Por su parte, El Meister también confiesa que cree que tiene "algún tipo de enfermedad mental", puesto que pasa "todo el día con la música", lo cual tiene su lado bueno porque así las musas te pillas "siempre trabajando". "Como músico, a veces me siento como Harry Potter, con el mundo de los magos y el de los 'muggles', el de los no mágicos", sentencia con una amplia sonrisa.

   Tanto El Meister como Rubén y Guille están de enhorabuena, pues tienen por delante una buena tanda de conciertos para presentar en directo 'Secret Fires', de manera que podrán seguir no sólo pensando, sino interpretando música durante una temporada. 




(www.europapress.es)

viernes, 21 de marzo de 2014

Arizona Baby en Sevilla

La Sala Fanatic recibe el sábado 22 de marzo al grupo Arizona Baby, una banda que ha marcado camino al estilo indie en nuestro país. En 2009 lanzaron su disco “Second to None” (Subterfuge 2009) y en menos de 9 meses, tres premios nacionales como Grupo Revelación (Madrid en Vivo; Disco Grande Radio 3 RNE); más Grupo del Año Myspace.  Una media de 11 actuaciones mensuales en 2010 y en 2011, se fraguó su alianza inicial con Los Coronas en un insólito supergrupo, Dos Bandas Y Un Destino, con su disco “El Concierto” (Subterfuge 2011), seguida  por una gira de sold-outs continuos así como su posterior encarnación conjunta como el grupo revelación de 2012: Corizonas (Subterfge, 2011).
Ya como Corizonas emprendieron una gira triunfal de 90 conciertos en 2012. Tras esto llega la edición el mismo año de su hasta ahora último minialbum: “The Truth, The Whole Truth and Nothing But The Truth” (Subterfuge 2012) y otra gira maratónica combinada con los conciertos de Corizonas, así como actuaciones en Berlín, Albania, Grecia y giras por México (Feria Libro Guadalajara 2010, Vive Latino 2012, CCEM, Tequisquiapan, etc). En 2014 preparan el lanzamiento de un EP y un nuevo álbum.
Las entradas, diez euros en taquilla y 8 anticipadas, se pueden comprar en ticketea o en Record Sevilla y Tótem Tanz (Calle Amor de Dios).

miércoles, 19 de marzo de 2014

Arizona Baby en EE.UU.

La banda española Arizona Baby pisa por primera vez el sur de EE.UU.


La banda española Arizona Baby nunca ha visitado el estado fronterizo que le da nombre, pero esta semana pisa por primera vez el sur de EE.UU., de donde proviene parte de su esencia musical, que reinterpreta el "country" y el "folk" desde una óptica roquera.
"Venir al lugar de origen de todo lo que nos aporta tanto en esencia y sonido es un placer", explica a Efe Javier Vielba, vocalista y guitarrista del grupo vallisoletano que participa esta semana en el festival de música 'indie' South by Southwest (SXSW) de Austin (Texas).
"Somos una banda de Valladolid, de Castilla, pero estamos influidos artísticamente por bastantes músicas tradicionales de EE.UU., por el 'country', el 'blues', las 'worksongs' (canciones de trabajo) y la esencia del rock primitivo", comenta Vielba sobre la excepcionalidad del viaje para el grupo.

Su música en el cruce de caminos entre el rock, el 'country' y el folk es en Texas -dice el cantante- "como venderles hielo a los esquimales".
La música de Arizona Baby puede transportar a la inmensidad de las llanuras estadounidenses y a la hostilidad de una pelea de vaqueros, y cuenta con dos actuaciones en el festival de Austin, dentro de la selección "Sounds from Spain".

La muestra de música española también incluye al veterano Kiko Veneno, los consolidados Lori Meyers, los aclamados Fuel Fandango y los dos emergentes Betunizer y Soledad Vélez.
Para los Arizona Baby, la participación en el festival, junto con dos conciertos programados en Nueva York y uno en Chicago, encaja con "la vocación como banda de crecer, seguir expandiendo los horizontes y hacer contactos de trabajo".
Con tan solo 25 minutos para demostrar su talento en un festival lleno de programadores y cazatalentos, la banda va "directa al turrón y del duro", o sea, a los temas que más los distinguen como grupo para que el público "se venga arriba".
Eso sí, el vocalista destaca que en EE.UU. también intentan sacar a relucir su lado más mediterráneo, con ciertos paisajes instrumentales y canciones concretas.

El grupo formado por Javier Vielba, Rubén Marrón y Guillermo también presenta en Austin "It is called work", un álbum corto que sale en España el próximo 25 de marzo y que homenajea a las canciones de trabajo estadounidenses, como antesala del disco que publicará la banda antes de verano.



(www.lavanguardia.com)