lunes, 11 de octubre de 2010

Crónica Arizona Baby en el Teatro Calderón

Miércoles, siete y media de la mañana salgo de Valladolid para una reunión de trabajo en Plasencia. Una del mediodía mensaje recibido de Andrés de Slithers: “Tienes acreditación para el concierto de esta noche en Valladolid” .

Seis y media de la tarde salgo de Plasencia para Valladolid. Nueve menos diez de la noche llego a mi casa de Valladolid, me cambio cojo la cámara y llamo a mi vecina Laura Ribón, gran persona y mejor diseñadora de moda, para que me lleve en su coche al Calderón y así no te tenga que perder tiempo buscando aparcamiento. Nueve menos un minuto llego a la puerta me acredito y listo para el concierto. ¿Stress? Eso lo dejamos para los que se quedan en sus casas descansando y protestando de la poca actividad cultural que hay en Valladolid.

Así que una vez solucionados todos los problemas diarios estaba listo para ver la vuelta de los hijos pródigos al terruño para por un lado abrir la serie de conciertos “Valladolid vive la música” y por el otro despedir la larga gira de su exitoso disco “Second to None” Aunque eso no significa que paren la máquinas, ya que comienzan nueva gira con Los Coronas el 23 de octubre en Barcelona, que como dijeron varias veces durante el concierto no tendrá nada que ver con lo que hemos visto en esta gira.

Si alguna vez viajase a los Estados Unidos y me recorriese la Ruta 61, lo reconozco la que tiene la fama es la Ruta 66 pero la que musicalmente interesa es la que va desde Minnesota a Nueva Orleans, no faltaría en la banda sonora que me acompañase este concierto, ya que fue un paseo desde los sonidos cercanos al country pasando por el rock sureño, llegando a Nueva Orleans para acabar haciendo surf en las costas del Golfo de México, en un adelanto de lo que será su próximo encuentro con Los Coronas.

Empezó el concierto con una versión del “Ghost Riders in the Sky” combinada con el tema central de “El bueno, el feo y el malo” Una vez que se mostraron las credenciales empezaron manos a la obra con el disco que les ha encumbrado como una de las mejores bandas de los últimos años. “Second to None” fue destripado y despiezado enterito, fue la base del concierto y se aprovechó como si fuera un cerdo en la matanza, el Reverendo Vielba, todo vestido de negro, y sus compañeros de banda hicieron que piezas como “Runaway”, “A Tale of the West” “X´ed out“ … fuesen como deliciosos manjares para los oídos de los presentes. Solo había que ver como el gran locutor y DJ Chema Rey se movía, gritaba y saltaba durante la cita para darse cuenta que estamos ante uno de los mejores del año.

Y aunque su segundo disco fuese el eje de la noche, también hubo momentos para su primer LP “Songs to Sing Along” y las covers algunas m´as afortunadas que otras, genial el “Wish you were here” de Pink Floyd que dedicaron a Marcos Úbeda, que fue sustituido en el concierto por el nuevo percusionista de la banda Hermo. Otras versiones no tuvieron tanto éxito como la del “Paint in Black” de los Stones y otras se echaron de menos como “The Model” de los pioneros alemanes del Techno, Kraftwerk.

Y entre canción y canción Vielba iba dialogando con el público o se picaba tocando la guitarra con el Señor Marrón (Rubén) para ver quien hacia mejor un arpegio se pasaron casi dos horas de una cita a la que hasta ultima hora no se paso la mala mujer que todos esperábamos, gritábamos, temíamos y por la que todos allí estábamos: “Shiralee” el mejor fin de fiesta que nos podían regalar.

Simplemente decir que un gran concierto transformado en una gran fiesta para despedir a una gran gira, que ha transformado a la banda vallisoletana, dándole una fuerza y potencia en directo que crece cada día que pasa. Y ellos siguen girando asi que si pasan a menos de 50 millas de sus hogares no lo duden y veanlos que ahora van acompañados por otra banda de forajidos, se arrepentirán si los dejan pasar de largo.

(Antonio Manuel Moreno, slithersmusiczine.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada