viernes, 20 de enero de 2012

Corizons, cooperativa de rock

Los Coronas y Arizona Baby estaban destinados a tocar juntos. Los primeros, veteranos de la escena independiente madrileña inspirados en la música surf, y los segundos, una banda de rock sureño de Valladolid, coincidieron un día y las ideas fluyeron. Los de Malasaña no tienen cantante, apuestan por las guitarras eléctricas y la batería. Los segundos son sólo tres, prefieren las acústicas, y en lugar de batería, optan por un conjunto minimalista de percusión. «Pero con Javier Vielba (líder de los pucelanos) puedes hablar de música desde la perspectiva de lo divino y lo humano», dice Fernando Pardo, líder de Los Coronas e inconteniblemente verborreico. El resultado fue Corizonas, que presenta esta semana en Madrid «The News Today» y arrancan gira que les llevará a Cartagena (24 de febrero), Durango (3 de marzo), Cádiz (9 mar.) y Toledo (23 mar.) con Heineken Music Selector.


«Hay elementos en común entre nosotros en la forma de entender la música, la actitud ante ella», dice Pardo. «Por eso empezamos con ‘‘Dos bandas y un destino’’, pero llegamos a la convicción de que eran demasiadas versiones de otros grupos para estar cómodos. Necesitábamos canciones propias o eso se iba a convertir en un ‘‘rock & roll circus’’», afirma. «Bueno, creo que en nuestra mente estaba más bien otro término que mola un poco menos: íbamos camino de convertirnos en una orquesta (risas)», tercia Rubén Marrón, guitarrista.


Vielba iba componiendo durante esa gira conjunta. «Ensayábamos las nuevas canciones en las pruebas de sonido adonde íbamos a tocar en lugar del repertorio que tocaba esa noche», cuenta Pardo. Así que el resultado suena más a la «Arizona de Pucela». «Es que tiene que ser así. Él es el cantante, y esto no puede ser como The Who, en los que lo hacía todo Pete Townsend. Él compone la canción y la letra, porque es el que la defiende en el escenario. Y luego le añades un riff... Vielba tiene un punto ‘‘arty’’. Le preguntas, ‘‘¿Cómo vas a enfocar el concierto?’’ Y él contesta.

‘‘Como si fuera un predicador que entra en un pueblo...’’. Hace las cosas con un sentido global, igual que gente como Bunbury. Es una pena –y sigue Pardo– que haya quien no lo entienda porque no se lea las letras, por ejemplo. Le llevas las ideas, él las deglute, y sale algo bueno. Sabe lo que se hace el amigo Vielba», apunta. La idea que subyace de «The News Today» es «la del constante movimiento, lo que hay más allá de lo conocido. Nos gusta la idea de la frontera hispana de EEUU, metafóricamente es un buen modo de reflejar lo que estamos viviendo», afirma.

Un Frankenstein

La filosofía de ambas bandas también está clara: «Somos como un Frankenstein con la cabeza de John Lee Hooker, el cuerpo de Mick Jagger... Porque en algún momento todo en la música se pervirtió. Alguien nos hizo pensar que esto es como el deporte: sólo tiene sentido si ganas. Pues nosotros descubrimos en los 80 que hay una escena alternativa enorme en la que se puede vivir, dando conciertos en Europa. Y pensamos que el arte es lo primero, pero si te dedicas a la música es también lo segundo y lo tercero. Si te da dinero, perfecto, pero lo que queremos ser es músicos y tocar todas las semanas. Somos una cooperativa de rock.No queremos ser músicos de pelotazo y casa en Miami. Somos de garito; si se puede, dos conciertos cada fin de semana», suelta de corrido. Cojan aire, que viene un tornado.

MacLuhan y el apocalipsis
«The news today» surge «del apolalíptico conocimiento de la realidad», según Fernando Pardo. «No estamos en el tiempo en que Woody Guthrie intentaba levantar a los mineros con una guitarra. Era gente que no era consciente de sus derechos. Ahora sabemos que los hemos perdido y la mitad de las noticias te dicen que eres un pringado y la otra mitad, que el mundo es una tragedia. ¿Puedes no quedarte idiotizado?», se pregunta antes de seguir: «¿Has leído a MacLuhan? Pues eso».

(Ulises Fente, www.larazon.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada